‘Lolito’ de Ben Brooks

para titulo

Como recordaréis, hace poco leí Crezco, la primera obra editada en España de Ben Brooks. Para quien no lo conozca, es un autor inglés de 22 años que ha escrito seis novelas, todas ellas enmarcadas dentro de un estilo literario que se ha denominado Alt-Lit o Literatura Alternativa. Con esta etiqueta tan molona se hace referencia las obras literarias creadas por autores (la mayoría nativos digitales) con una gran presencia en las redes sociales y a menudo publicados por editoriales independientes. También se les relaciona con lo que llaman Nuevo Modernismo o la Nueva Sinceridad. Y otra cosa no, pero de sinceridad y crudeza las obras de Brooks están plagadas.

Lolito trata de un chico de 15 años que, tras enterarse de que su novia le ha sido infiel, decide coquetear a través de internet con una mujer que le triplica la edad.

Hasta ahí. Si os parece poca cosa es porque lo es. No tiene mucho más, aparte de alguna trama y personajes secundarios bastante anodinos.

LADONo quiero darle mucha caña al libro porque la verdad es que lo he disfrutado bastante y Ben es un tipo que me inspira mucha simpatía, alguien humilde con el que estoy seguro de que es fácil trabar amistad. Dicho esto, en este caso me resulta más fácil hablar de los defectos que de las virtudes. 

El problema es que los personajes que crea son de lo más repelentes. Se supone que la narración en primera persona debe conectar con el lector (el protagonista se está abriendo y contándote todas sus penurias e intimidades) pero a mi todo lo que dice y cómo lo dice me resulta de los más forzado. En parte es debido a la interminable concatenación de escenas en las se recrea en la autocompasión y el patetismo como un cerdo de revuelca en su propia mierda. De verdad, llega a cansar.

No hace falta que Etgar se levante tarde, borracho, describa el cielo y se prepare un té… ¡en cada página! En serio son tantísimas las veces que se repite lo de: ordenador, porno, fumar, emborracharse solo en casa, prepararse el maldito té.

Y lo peor es que no solo se repiten en el libro, sino por lo visto en la obra del autor. Haréis bien, si os interesa leerle, en dejar pasar un tiempo entre libro y libro porque corréis el riesgo de mezclar las obras. Así de parecidas son entre ellas. La primera vez sorprende, la segunda, cuando ya conoces los trucos, es más de lo mismo. Lo peor es que Brooks, que en general me parece que tiene un talento innegable, es completamente incapaz de escribir algo diferente.

Los personajes de Lolito y Crezco son totalmente indistinguibles, y no solo los protagonistas, sino también los secundarios: padres ausentes, amigos graciosillos, chicas a las que se quiere tirar, amiga del alma, la chica que le rompe el corazón, algún matón o capullo con el que pelearse, algún adulto del que desconfiar. Todos ellos despiertan poca simpatía y mucha indiferencia, ese es el problema. Son tan planos y están tan poco desarrollados que caen en el estereotipo, aunque Brooks parezca esforzarse en todo lo contrario. Además, no creo que sus personalidades se correspondan con la edad. Sí, los chavales son cada vez más espabilados pero por favor, tienen 15 años y conocen los medicamentos antidepresivos como si fueran psiquiatras ¡venga ya! Y todo ese INCREÍBLE dolor que le provoca la pérdida de la novia es…pues eso, muy poco creíble. Y no me sirve que sea una especie de crítica a los desproporcionados desamores adolescentes porque no me lo trago.

A pesar de todo ¿por qué recomendaría su lectura? Pues porque tiene situaciones divertidas, algunas perlas muy interesantes y, sobretodo, porque se lee solo. Las 200 y poco páginas duran un suspiro y es muy ameno. Es fácil reconocerse en varias de las cosas en sí que hace el protagonista, tanto las buenas como las malas. Eso sí crea una especie de complicidad y no la pedantería del chaval a la hora de describirlas. También recomiendo leerlo en inglés, ayuda a darle algo más de naturalidad. Crezco la leí en castellano y no creo que le siente nada bien. Al menos yo, con traducción de por medio, me lo creo menos aún.

3-stars

Motivo de la lectura

  • Llama la atención la propuesta del libro de invertir los papeles del libro Lolita (que por cierto tengo pendiente) *

Lo mejor

  • Es como las pipas, no alimenta pero sirve para entretenerse

Lo peor

  • El cinismo machacón que inunda toda la obra a mi personalmente me cansa
  • Personajes muy planos e indistinguibles

Os animo a que le echéis un vistazo a esta entrevista a Ben, un tipo peculiar

ben-brooks

* Una aclaración a 29 de diciembre 2014: lo de invertir los papeles de Lolita, ahora que he leído la novela de Nabokov habría que cogerlo con pinzas, pero eh, ya está puesto así que lo dejo.
Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Français, Eh?

The journey of one bold Canuck to the land of cheese

Universos en blanco

Una pequeña historia puede contener un mundo.

A %d blogueros les gusta esto: